Tras incontables intentos, Microsoft ha decidido atacar a Google con la única arma que le quedaba por emplear: un buscador. Bing es una página diseñada de forma muy similar a Google.com, con un interfaz sencillo y la opción de navegar también a través de imágenes, de localizar las búsquedas en un mapa y que incluye publicidad relevante y relacionada con las búsquedas del internauta.

Mucho se ha rumoreado sobre el nuevo buscador, que sustituye a Live.com. Hace unos meses, esta empresa registró el nombre Kumo, aunque al final se ha decantado por Bing, un término vacío de contenido en inglés. Ayer, dos días antes del debut oficial, Microsoft decidió ofrecer una versión de prueba. La principal novedad de Bing es el hecho de que la página ofrezca una serie de búsquedas relacionadas: si se busca “patata”, el buscador propone también términos como “carne con patatas” o “variedades de patata”. Además graba el historial de búsquedas de la propia dirección IP y lo muestra en pantalla.

Anuncios